Noticias

obesidad

Arranca estrategia para el control de sobrepeso, obesidad y diabetes en consultorios adyacentes a farmacias

Morelia, Michoacán, a noviembre de 2017.-La Secretaría de Salud de Michoacán (SSM) a través de su Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris), revisará a los consultorios adyacentes a farmacias, para corroborar que ya hayan adoptado el nuevo modelo de atención médica establecido en el país, con el quedan obligados a pesar y medir los niveles de azucar de cada paciente, independientemente si el motivo de la consulta fue otra, como parte de la Estrategia Nacional para el Control del Sobrepeso, Obesidad y Diabetes.

De acuerdo con Fabiola González Gómez, responsable del Programa de Los 6 Pasos por la Salud de la Coepris, los consultorios anexos a boticas deberán pesar y medir los niveles de azucar de todo paciente, en aras de detectar a tiempo la obesidad y la diabetes, aunque el enfermo haya acudido a revisión médica por otra razón. Es así que deberán contar con una evaluación completa.

Lo anterior para evitar las complicaciones de esta enfermedad, que desencadena ceguera, amputaciones de extremidades, pie diabético o incluso el coma, todo debido a un diagnóstico tardío.

Lo que se busca también es que todo paciente diabético reciba tratamiento farmacológico y un control de su enfermedad, ya que ello permite elevar las esperanzas de vida y de una forma saludable, sin complicaciones ni hospitalizaciones que generan un mayor gasto para los familiares y para el Sector Salud.

Los médicos que sean visitados, adquirirán el compromiso de llevar un expediente médico de todo paciente con sobre peso, obesidad y diabétes y los deberán citar cada determinado tiempo para llevar un control de la evolución de su enfermedad o bien referirlos al Sector Salud.

El objetivo es visitar a partir de esta semana a por lo menos 479 consultorios adyacentes a farmacias de la entidad, es decir al 50 por ciento del total registrado, antes de que concluya el año.

Durante la visita a cada consultorio, el personal de la Secretaría de Salud también les aplicará a los galenos un cuestionario que se deberá de reportar a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), con preguntas con las que se sabrá si los galenos que los atienden reciben capacitación sobre la detección oportuna de la obesidad, sobrepeso y obesidad, si realizan la medición de la glucosa en casos sospechosos de diabetes, si solicitan exámenes complementarios para confirmar diagnósticos y si una vez que se ha corroborado con análisis se indica al enfermo un tratamiento farmacológico para su control.

El objetivo es también concocer si los pacientes son remitidos a un especialista y que las mujeres embarazadas con diabetes gestacional sean canalizadas obligatoriamente al segundo nivel de atención para evitar la muerte materna o fetal.

En diciembre habrá de concluir estas verificaciones y levantamiento de encuestas.